MIEDO A CONDUCIRLa amaxofobia es el miedo a conducir un vehículo, o en ocasiones el miedo a viajar como pasajero.

En una sociedad en la que tener un coche es prácticamente imprescindible, tener amaxofobia, o miedo a conducir, es algo que puede ser un gran problema.

Normalmente el miedo a conducir, aparece a raíz de algún tipo de accidente o alguna situación de tensión mientras se viajaba dentro de un vehículo.

No importa quien condujera, puede que la amaxofobia se de a raíz de un accidente en el que viajábamos como pasajeros y no como conductores.

Los traumas infantiles también pueden ser arrastrados y crear un problema de amaxofobia.

Alguna situación de tensión o peligro dentro de un coche cuando se es pequeño, puede hacer que nos resulte imposible conducir, ya que el simple echo de pensarlo, nos genera un miedo horrible.

¿Porqué aparece el miedo a conducir , o la amaxofobia?

El miedo a conducir, aparece porque nuestro cerebro, de algún modo está relacionando “el conducir” con algún mal recuerdo. Accidente o susto etc.

Se trata de un miedo irracional que nos bloquea y nos incapacita para poder conducir, a veces incluso para subirnos en un vehículo como pasajeros.

Cuando una persona con miedo a conducir, sabe que tiene que coger el coche, o simplemente se hace a la idea de ello, se produce en su organismo una sensación de ansiedad que le puede hacer sufrir los siguiente síntomas:

  • Taquicardias
  • Visión borrosa
  • Mareos
  • Angustia
  • Miedo terrible
  • Temblores
  • Sudoración

Todos estos son síntomas de la ansiedad que es alimentada por el miedo a conducir.

¿Se puede curar el miedo a conducir?

Afortunadamente el miedo a conducir se puede tratar, simplemente tenemos que realizar terapias cognitivas para desincrustar ese miedo de nuestro cerebro, y hacerle las cosas como son.

Algunas terapias como la hipnosis clínica funcionan muy bien para este tipo de fobias, ya que de hacen llegar a nuestro subconsciente una serie de mensajes para que nuestro cerebro poco a poco, deseche ese miedo irracional a conducir.

Mi experiencia con el miedo a conducir

Recuerdo que sufrí una crisis de ansiedad muy desagradable en un viaje en coche bastante largo. Yo conducía e iba solo al volante y a raíz de ahí desarrollé un miedo terrible a conducir.

Tenía un problema, ya que mi trabajo se basa en conducir todos los días.

Y por otro lado, a ver de que manera le explicas a alguien que no puedes trabajar porque de la noche a la mañana te ha entrado un miedo horrible a conducir.

El caso es que seguía cogiendo el coche con un miedo horrible, estaba tan atento a todo y tan nervioso en todo momento que lo pasaba realmente mal.

Afortunadamente una vez que pude curar mi ansiedad, ese miedo desapareció y hoy en día cojo en coche todos los días sin problema y sin miedos de ningún tipo.

 


Fuente: Miedo a conducir por ansiedad

[Descarga Gratis]
[Descarga Gratis]
[index]
[index]
[Descarga Gratis]
[Descarga Gratis]
[index]
[index]