Hola a todos y todas, os habla Eric. Hoy, y después de tanto tiempo sin escribir en el Blog, vuelvo a la carga con la intención de escribir un nuevo artículo cada Lunes.

En este primer artículo, hablaremos de la importancia de las relaciones sociales cuando sufrimos un trastorno de ansiedad generalizada.

En muchos otros artículos y videos del canal de youtube, ya hemos hablado sobre ello, pero hoy haremos especial hincapié en ello para ayudaros a mejorar con vuestro problema de ansiedad.

Las relaciones sociales y la ansiedad ¿Cómo nos influyen?

Ansiedad y personas tóxicasPodríamos redactar incluso un libro exclusivamente para hablar de las relaciones sociales cuando tenemos ansiedad, pero haré un breve resumen y lo dedicaré a hablar de las que yo denomino “Personas Tóxicas”

Según mi definición de personas tóxicas: Toda aquella persona que por algún motivo, nos irrita, nos hace sentir mal y nos llega a generar cierto grado de ansiedad.

En primer lugar, me gustaría citar las personas que podrían considerarse un detonante de nuestra ansiedad. Personas que por su forma de ser, nos inquietan, nos irritan y nos causan ansiedad.  Dentro de este grupo de personas, podemos encontrar diferentes círculos sociales como “jefes o compañeros de trabajo”, amigos, familiares, o simplemente conocidos. Personas que por su forma de ser, nos hacen sentir incómodos y hacen que nuestro estado de ánimo se vuelva irritable y pueda incluso llegarnos a generar ansiedad.

Resulta inevitable relacionarnos con muchas de estar personas. Nos guste o no, en la vida tendremos que lidiar con muchísima gente con la que no nos sentimos bien. Sin embargo, para ello, es necesario que aprendamos a canalizar las emociones que estas personas nos transmiten.

Una de los agentes causales de la ansiedad, es “no aceptar la realidad tal y como es”. En ocasiones deseamos un mundo hecho a nuestro gusto, y por desgracia eso no existe. En la vida, todos nos enfrentamos a cosas buenas, y cosas malas. Nos relacionaremos con gente buena, y con gente no tan buena.

Dicho esto, solo nos queda aprender a aceptar las cosas tal y como son y no tratar de evitarlas ni intentar modificarlas a nuestro gusto.

Solución ante personas tóxicas.

Si alguien me pidiera decirle la solución a las personas tóxicas en una sola palabra, simplemente le diría “comunicación”.

La comunicación es el arma más poderoso que existe para arreglar las cosas entre personas. Por encima de la violencia, la desdicha, el odio, la ira o el orgullo, se encuentra la comunicación. Una buena comunicación (verdadera, sensata y real) es capaz de tocar la fibra sensible de cualquier persona.

Si a menudo tratas con personas tóxicas que te irritan por su forma de ser o de actuar, te invito a que escribas en un papel las cosas que le dirías para que dicha persona modifique su actitud cuando está contigo.

Cosas a tener en cuenta a la hora de la comunicación:

Ser diplomático: Cuando hablo de comunicación, hablo de ser diplomático, y con la mayor educación posible, dirigirnos a esa persona para lograr un objetivo. Hay un proverbio español que dice “Se cazan mas moscas con miel que con manotazos”

Ser razonable: Algo razonable sería por ejemplo, pedirle a un jefe de trabajo que no nos grite al hacer algo mal, o pedirle a nuestra pareja que no ponga los pies encima de la mesa. Algo “no razonable”, sería pedirle a un compañero de trabajo que se corte el pelo porque no nos gusta su estilo. Hay que saber donde está el límite que puede hacer que una persona “entre en razón” o que llegue a enfadarse ante nuestro exceso de sinceridad.

Empieza siempre con un elogio: Cuando quieras conseguir algo, es importante empezar siempre hablando bien de esa persona. Destaca ciertas cosas positivas que creas que tenga esa persona. Eso le hará ver que la valoras en ciertos aspectos, y hará todo lo posible para que sigas valorándola. Si de lo contrario, empiezas lanzando ofensivas, sobre lo mal que hace las cosas, su actitud será hostil y de este modo, solo empeorarás las cosas.

Habla de tu problema: Expón tu problema. Cuéntale que estás sufriendo ansiedad, que estás pasando por un mal momento y que sería una gran ayuda por su parte, corregir esa/s cosa/s que te crean ansiedad. Las personas por lo general suelen ser compasivas y bondadosas y todos nos sentimos bien cuando ayudamos a alguien. Si le enfocas el asunto como si fuera alguien que te puede ayudar directamente con tu problema, es casi seguro que acceda a corregir aquellas cosas que no te gustan y que te generan ansiedad.

Sé objetivo: No todos los problemas vienen por terceras personas. En ocasiones somos nosotros mismos los que también debemos corregir ciertos aspectos. Si nuestro jefe nos grita por que revolvemos los papeles al buscar en su cajón, ahí somos nosotros los que estamos creando la tensión. Observar siempre la “antesala” de las reacciones que no os gustan de las personas tóxicas y valorad si tienen algún origen que sea culpa vuestra.

Si tienes algún problema, no olvides que puedes consultar tus dudas en nuestro “Foro de ansiedad generalizada

 


Eric K Gutiérrez (Fundador de Vive Sin Ansiedad)

Soy el fundador del método ViveSinAnsiedad. Una vez que conseguí superar mi ansiedad, decidí invertir mi tiempo en ayudar a personas a curar la ansiedad del mismo modo que yo lo hice. Si aún no me has conocido a través de las redes sociales o de mi canal de youtube, mi nombre es Eric y soy el rubio que sale en la foto. Vivo en Madrid con mi familia y soy el director de una empresa de marketing y publicidad. Me encanta la paella y el pollo asado. Por mi forma de ser, jamás hubiera dicho que yo fuera a sufrir ansiedad, depresión o algo así. Sin embargo, después de que la ansiedad me hiciera pasar los peores dos años de mi vida, decidí dedicar parte de mi tiempo a ayudar a otras personas con el mismo problema, y aunque está mal que yo  lo diga... " se me daba muy bien" y así nació Vive Sin Ansiedad. Vive Sin Ansiedad, es mi proyecto personal (más que un trabajo, es como un hobbie que me apasiona). Un proyecto vocacional con el que además me siento orgulloso de haber ayudado a muchísimas personas del mundo entero a superar su ansiedad. He depositado mucho cariño en este proyecto el valor que tiene para mi, es incalculable.