Dejar de fumar y la ansiedad

Cuando se deja de fumar, al principio siempre es difícil y se siente una gran ansiedad. Durante los primeros días el organismo se está recuperando y limpiando de las sustancias nocivas que contiene el tabaco, por ello, experimentamos una serie de síntomas que no son nada agradables: Irritabilidad. Ansiedad. Estados depresivos. Fatiga. Insomnio. Aumento del…

Continuar leyendo el resto del artículo +