La hipocondría: Ansiedad por la salud.

La hipocondría es una enfermedad en la cual se experimenta ansiedad por la salud. Preocuparnos por nuestro cuerpo y nuestra salud es normal, más aún si se padece una enfermedad, pero en la hipocondría consiste en na preocupación desorbitada por padecer enfermedades, se tengan o no, ya que ni cuando se tienen es justificable semejante preocupación. 

Las personas que padecen esta enfermedad experimentan pequeñas y vagas sensaciones físicas, lo que les conlleva a sentir una ansiedad y angustia exagerada, descuidando aquellas actividades que anteriormente la persona realizaba con  normalidad. Muchos abandonan su trabajo, desatienden su hogar y a su familia y viven centrados en aquellas sensaciones desagradables que experimentan.

 En el DSM-IV: Libro de Casos, se describe la historia de un paciente que sentía ataques imprevistos y ocasionales de dolor abdominal y ruidos intestinales.  Esta persona estaba convencida de padecer cáncer de colon. Sometía semanalmente sus heces a valoraciones clínicas para ver si encontraban en ellas sangre oculta, y cada dos o tres días dedicaba más de 15 minutos a palparse el abdomen. Se sentía contento y orgulloso cada vez que creía detectar algún tipo de anomalía en su anatomía que pudiera explicar el porqué padecía un cáncer de colón que ojos médicos no existía.
Podemos dividir los componentes de la hipocondría en tres categorías o formas de respuesta:

COGNITIVOS

–        Preocupación excesiva por el cuerpo y por padecer enfermedades.

–        Observar de manera obsesiva las funciones del cuerpo para buscar señales de alguna enfermedad.

–        Rumiaciones sobre la salud, enfermedades así como por sus consecuencias.
FISIOLÓGICOS-EMOCIONALES

–        Ansiedad.

–        Temores causados por su imaginación.

–        Cambios emocionales y anímicos.

CONDUCTUALES

–        Hablar a personas tanto desconocidas como familiares sobre las enfermedades que tiene o cree tener.

–        Búsqueda compulsiva de información relacionada con enfermedades que creen poder tener.

–        Disminución de actividades saludables y de responsabilidades sociales o laborales.

–        Aumento de las visitas médicas, como un hábito cualquiera.

–        Auto-observación excesiva de las diferentes partes del cuerpo comprobando como funcionan e intentando encontrar algún fallo.images (1)

 La persona hipocondriaca centra su vida en estar enfermo. Aunque este trastorno puede aparecer independientemente de otras enfermedades, normalmente aparece junto con la ansiedad y la depresión. Todo ello tiene una explicación lógica: El ánimo negativo que provoca la ansiedad o la depresión hace que nos centremos más en nosotros mismos y evitemos los contactos sociales. Al estar centrado en uno mismo, puede llevar a la persona a interpretar equivocadamente señales neutras como peligros potenciales para sufrir una enfermedad. Nuestra percepción de la vida y sus aspectos negativos también cambian con la depresión y la ansiedad, por tanto nuestras expectativas sobre padecer una enfermedad se ven incrementadas, así como el recuerdo sobre enfermedades que se padecieron en un pasado o que causaron la muerte a un ser querido.

También debemos recordar que las mismas emociones negativas pueden generarnos emociones negativas, como en el caso de la ansiedad, la cual nos genera palpitaciones, temblores y sudores. Estos síntomas pueden interpretarse como na enfermedad física si la persona que los experimenta desconoce su origen, o incluso a veces, pueden provocar problemas reales y físicos como úlceras, cefaleas, asma, psoriasis o hipertensión arterial.

About The Author

Adela Cayetano Tormo

Estudiante Universitaria de Psicología por la UNED. Redactora y colaboradora de ViveSinAnsiedad.com

1 Comment

  • yuliza anahi andrade garcia

    Reply Reply 9 noviembre, 2014

    Necesito ayuda todo me da miedo me diagnosticaron tiroides y desde ahí tengo ansiedad y depre siento que ya no soy la misma estoy mareada desde hace dos meses

Leave A Response

* Denotes Required Field