La importancia de la estabilidad emocional

Entendemos por estabilidad emocional el rasgo opuesto al neuroticismo o inestabilidad emocional, lo que normalmente desemboca en algún trastorno de ansiedad y en los casos más graves en enfermedades mentales.

Según el modelo de los cinco factores de personalidad, también conocido como “el modelo de los cinco grandes”, la personalidad se divide en cinco componentes principales, y éstos a su vez son los que mejor describen a una persona, y además, permiten distinguir las diferencias propias entre individuos normales, basándose en los rasgos que componen este modelo.

Los factores o rasgos principales son:

– Apertura a la experiencia.

– Responsabilidad.

– Extraversión.

– Amabilidad.

– Inestabilidad emocional.

El modelo propone situar al individuo en un extremo de la escala u otro, aunque también se admite un punto medio entre ambos.

Posteriormente, se inicia la evaluación de la intensidad con que estos rasgos se presentan en un individuo.

La escala se compone de la siguiente manera:

Extraversión ———- Introversión

Apertura a la experiencia ——— Cerrazón a la experiencia

Responsabilidad ———- Irresponsabilidad

Amabilidad ——— No agradabilidad

Inestabilidad emocional ———- Estabilidad emocional

 Entre las facetas del neuroticismo, encontramos entre otras: ansiedad, hostilidad, depresión, ansiedad social, impulsividad, irracionalidad, estrés y cambios de humor.

 mujer-haciendo-yoga

Mantener una alta estabilidad o salud emocional es muy importante para estar a gusto con uno mismo y poder tener una vida plena y feliz, por eso, a continuación vamos a ver una serie de consejos que nos ayudarán a conseguir nuestro objetivo:

  1. Querernos y aceptarnos tal y como somos: Sabemos que todos somos diferentes, todos tenemos nuestros puntos fuertes y débiles, por lo que lamentarnos por aquello que no poseemos (ya sea nuestro físico, nuestras capacidades o aspectos materiales) es una pérdida de tiempo.

    Piensa que si hubieses sido más alto, quizás no tendrías esos ojos tan bonitos, y si tuvieras el coche de tus sueños, seguramente esa persona tan especial que está a tu lado no estaría.

    Igual si fueses más inteligente no se te daría tan bien el dibujo o la música. Todo ocurre por algo, hay que mantener el equilibrio. Siempre habrán delgados y gordos, altos y bajos, guapos y feos, buenos y malos, y debemos querernos simplemente por ser especial, único e inigualable.

    Seguramente ese vecino que tanto admiras por “x” motivo, desearía tener algo que solo tú y nadie más que tú tiene.

  1. Busca hobbies y tareas que se te den bien: No siempre tenemos tiempo para hacer todo lo que queremos, pero es bueno que siempre busquemos un hueco en nuestra apretada agenda para hacer aquello que deseamos porque hacer algo que nos gusta y disfrutar con ello nos ayuda a sentirnos mejor y a la relajarnos. Una actividad que nos guste puede ser muy gratificante si encontramos el momento adecuado para poder llevarla a cabo. Hay que disfrutar de los pequeños placeres de la vida.

  1. Hacer deporte: Puede sonar a tópico lo de “ el ejercicio mejora la salud y el estado de ánimo”, sí, es cierto que es un tópico, pero es verdad.

    No tienes porqué salir a correr o hacer aerobic si no te gusta, pero es bueno mantenerse activo a lo largo del día, por lo que sino encuentras ningún deporte que te guste realmente, siempre se pueden hacer tareas sencillas como por ejemplo, limpiar la casa, cuidar del jardín, ir a caminar, hacer yoga, pilates, ir una tarde a pescar,etc.

    Lo importante es buscar una actividad física con la que te sientas a gusto y te resulte satisfactoria y así “echar” el estrés de nuestro organismo.

    Estar todo el día sentado viendo la televisión, puede parecer muy agradable a simple vista, pero lo cierto es que no lo es y es una de las principales causas por las que la gente llega a tener un trastorno de ansiedad. Llevar una vida sedentaria lo único que nos va a provocar son síntomas de ansiedad, ya que si no gastamos esa energía que acumulamos a lo largo del día en ciertas actividades, el cuerpo reacciona convirtiendo toda esa energía en estrés y ansiedad; por algún sitio tiene que salir.

Si ponéis en práctica estos consejos no os vais a arrepentir, sentiréis una notable mejoría tanto física como mental, lo cuál os acercará a lograr esa estabilidad emocional que todo el mundo desea.

 Fuentes: 

www.motivacion.about.com

es.wikipedia.org

www.e.wikihow.com/vencer-la-ansiedad

About The Author

Adela Cayetano Tormo

Estudiante Universitaria de Psicología por la UNED. Redactora y colaboradora de ViveSinAnsiedad.com

Leave A Response

* Denotes Required Field