Muchos de vosotros al leer el título de este artículo os habréis preguntado: ¿Los “Come dedos”?¿Y eso que es?; pues bien, es el hábito de comerse los dedos, también llamado “auto-canibalismo” y es una conducta asociada a la ansiedad y al carácter nervioso de las personas que lo sufren.

Siempre se ha escuchado hablar de la onicofagia o hábito de comerse las uñas, y aunque es mucho más común que el auto-canibalismo, lo cierto es que éste último es mucho más grave, más peligroso contra la salud y más difícil de superar. El “come dedos” sufre en silencio, no dice “me como los dedos” a cualquier persona, porque al no ser tan normal como el comerse las uñas, cualquiera podría pensar que está completamente loco, cosa que es incierta totalmente.

La mayoría de las personas piensan que la causa de la onicofagia está en el propio placer que da realizar este acto, pero los motivos de este problema se encuentran generalmente en sentimientos y problemas psicológicos que no ha sido superados por aquel que lo practica, al igual que ocurre con los “come dedos”.

En realidad, la causa de ambos “trastornos” si se pueden llamar así, es la misma, solo que algunos lo llevan hasta el límite de su expresión más extrema.

Este vicio no surge de la nada, sino todo lo contrario. Como hemos dicho anteriormente, alberga algo más profundo y se realiza inconscientemente, por lo que la persona que realiza este acto no sabe el porqué lo hace ni que es aquello que lo causa. Lo peor de todo es que muy pocos son lo que logran dejar este hábito, y en numerosas ocasiones, vuelven a hacerlo a pesar de llevar años “curados”.

pellejitos a los lados

Tanto la onicofagia como el auto-canibalismo son impulsados por razones psicológicas (ansiedad, miedo, angustia, nerviosismo, estrés, frustración o aburrimiento).

Es muy difícil darse cuenta de como se desarrolla el proceso ya que es llevado a cabo a nivel y finalmente, se convierte en una conducta frenética muy difícil de detener, sobre todo, cuando se encuentra en un estado muy avanzado.

Los sentimientos inconscientes que provocan esta conducta, normalmente son producto de experiencias traumáticas y complejos que la persona encuentra o experimenta a lo largo de su vida. Estos hechos que originan este tipo de conducta son llamados “orígenes psicosomáticos” y tienen que ver con el impacto de hechos externos en el interior de las personas.

Estos hechos traumáticos suelen ser tragedias familiares, malas experiencias vividas en la escuela o el trabajo, violencia y pérdida de un ser querido, entre otros.

Si padecemos este trastorno (trastorno de ansiedad aunque no esté catalogado como tal) deberíamos pedir ayuda lo antes posible para intentar parar esta conducta, ya que el auto-canibalismo puede producirnos hemorragias y cicatrices con el tiempo.

Además, se está expuesto a toda clase de infecciones ya que al arrancar la piel, estas heridas se infectan al más mínimo contacto y puede dar lugar a la aparición de pus causando muchísimo dolor.

A veces cuando la conducta es bastante extrema, se deforman los dedos, se borran las huellas dactilares y aparecen callosidades en las zonas que han sido mordidas. También es malísimo para nuestra salud dental, ya que al presionar los dedos contra los dientes, éstos se tuercen hacia dentro debido a la presión que se ejerce contra ellos, y poco a poco se va desgastando el esmalte que los protege.

Consejos para frenar esta conducta

Muchas veces nos da vergüenza pedir ayuda a un profesional e intentamos poner medidas antes de dar el paso. Estas medidas no siempre resultan útiles pero siempre podemos intentarlo.

  1. Echarse crema en las manos cuando te vengan las ganas de morderte los dedos resulta ser bastante efectivo. El inconveniente principal es que no siempre tenemos a mano una crema y no siempre estamos en el lugar adecuado para utilizarla.
  2. Otra sugerencia es frotarse los dedos con guindillas o ajos, pero hay que tener cuidado porque si la conducta a tenido lugar recientemente, puede que hayan heridas abiertas lo que infectará aún más la zona.

Eric K Gutiérrez (Fundador de Vive Sin Ansiedad)

Soy el fundador del método ViveSinAnsiedad. Una vez que conseguí superar mi ansiedad, decidí invertir mi tiempo en ayudar a personas a curar la ansiedad del mismo modo que yo lo hice.