La Kinesioterapia: ¿Qué es y para qué se utiliza?

El síndrome de hiperventilación (SHV) se caracteriza por una gran variedad de síntomas somáticos que afectan a diversas partes de nuestro organismo, debido a una ventilación inadecuada, producida por una hiperventilación voluntaria. En este síndrome se combina la ansiedad con la hipocapnia.

Se han propuesto varias hipótesis para explicar las causas de porqué se produce esta ventilación inadecuada. Algunos autores proponen que es un desorden psicológico que experimentan las personas que padecen ansiedad, otros en cambio, creen que puede deberse a un mal hábito respiratorio que ha sido adquirido mucho tiempo atrás, y que además, este mal hábito o trastorno respiratorio es el causante de que los pacientes experimenten ansiedad.

Debido a que las opiniones son opuestas, se produce un circulo vicioso de preguntas del tipo como: ¿es el mal hábito lo que genera la ansiedad, o en cambio, es la ansiedad la que causa este trastorno?, por tanto no es posible establecer un diagnostico preciso de cuál es la variable independiente y la dependiente. Lo que sí se puede afirmar con total seguridad es que hay una estrecha relación entre ambos conceptos.

 Síntomas del SHV

  • Respiraciones muy profundas que hacen aumentar la frecuencia respiratoria y el pulso cardiaco.
  • Sensación de “sed de aire”, es decir, dificultades para expandir el tórax.hiperventilacion-a-a-a-ben-haddou-clase-au-patrimoine-mondial-de-pixmac-vector-83595113

La kinesioterapia, también conocida como fisioterapia respiratoria, ayuda enormemente a los pacientes que experimentan este estado, ofreciéndoles una mejora notable en su calidad de vida así como en la autoestima de éstos.

La kinesioterapia limita la duración de estos desagradables episodios e involucra al paciente en todo el proceso, haciéndole intervenir antes de que se produzca la sensación de “sed de aire”.

 PROCEDIMIENTOS

La kinesioterapia se compone de los siguientes procedimientos:

  1. Educación: Se explica al paciente de que trata el SHV y se les informa de las posibles causan y síntomas.
  2. Re-educación respiratoria: En esta etapa se modifica el tipo de respiración, haciendo que el paciente use correctamente el diafragma y aprenda a controlarlo.
  3. Relajación: La última fase se compone de dos técnicas:

a) Relajación progresiva de Jacobson: Esta técnica está encaminada a enseñar a los pacientes a disminuir la tensión muscular tónica. Todo ello se consigue provocando voluntariamente la tensión y distensión de los grupos musculares, uno a uno, de manera progresiva, hasta que el sujeto mentalice la secuencia de “contracción-relajación” hasta llegar a controlar esta actividad por sí mismos.

b) Entrenamiento autógeno de Schultz: En este método se utiliza la hipnosis, pero no profunda. Se trata de llegar a un estado agradable, subjetivo y tranquilo. Para lograrlo, utilizaremos frases de autosugestión que se repiten con el fin de que el sujeto se concentre e imagine aquello que se le dice y se le va describiendo, relajándose completamente.

Las sensaciones que experimentan los sujetos que prueban este método son de tranquilidad, sensación de peso y calor. Estas sensaciones se perciben en seis zonas de nuestro organismo: sistema vascular, corazón, músculos, pulmones, parte abdominal y cabeza.

Los resultados obtenidos en tratamientos de kinesioterapia son espectaculares, los pacientes llegan a controlar sus respiraciones durante una crisis y además disminuye la frecuencia de aparición de los ataques de pánico.

 

Fuentes

www.neumosurenfermeria.org

www.kinedom.cl

www.clinicadelascondes.net

About The Author

Adela Cayetano Tormo

Estudiante Universitaria de Psicología por la UNED. Redactora y colaboradora de ViveSinAnsiedad.com

Leave A Response

* Denotes Required Field