Digamos que después de mucho investigar sobre la ansiedad, y de haber vivido un cuadro de ansiedad muy fuerte,  he separado por una parte los síntomas de la ansiedad, y por otro los miedos que causa la ansiedad.

A pesar de que todos ellos son fruto de la ansiedad, creo que los miedos son algo tan común que por eso los englobo en “miedos de la ansiedad”.

Miedo a volverme loco o perder el control
Miedo a volverse loco, fruto de la ansiedad.

Existen muchos miedos fruto de la ansiedad. Todos estos miedos, son completamente irracionales (carecen de fundamento). El miedo a volverse loco o miedo a perder el control, es un síntoma muy común de la ansiedad. Es un síntoma muy desagradable, y quien lo padece, lo tiene instalado en la cabeza de modo que no le deja pensar en otra cosa.

La pescadilla que se muerde la cola:

Cuando desaparece el miedo a volverse loco, o el miedo a perder el control sobre uno mismo suele aparecer el miedo a que vuelva.

Tengo miedo a volverme loco:

Es un simple síntoma fruto de la ansiedad. Esta frase es muy común entre la gente que padece ansiedad. En algunas ocasiones tienen un terror increíble a poder desarrollar enfermedades mentales, hacer daño a alguien, perder el control etc.

Después de ayudar a la gente, he podido descubrir que muchos miedos dependen de los síntomas de la ansiedad, os lo explicaré:

  • Cuando alguna persona padece las típicas taquicardias que hacen que el ritmo cardíaco sea más acelerado de lo normal, suelen experimentar el “miedo a tener un ataque al corazón”.
  • Cuando se tiene el síntoma de las opresiones en el pecho o el no poder respirar  bien, se suele tener el “miedo a atragantarse o a asfixiarse”.
  • Cuando se tiene el síntoma de los mareos, aturdimiento, despersonalización o desrealización se experimenta el “miedo a volverse loco o a perder el control sobre uno mismos”.

Hay muchísimas otras causas y muchos más miedos fruto de la ansiedad, pero ahora no voy a hacer mención a ellos.

Importante tener en cuenta:

Ese miedo solo es fruto de la ansiedad, NO OS VAIS A VOLVER LOCOS, NI VAIS A PERDER EL CONTROL. Cuando la tensión de la ansiedad desaparezca, desaparecerá ese miedo, ya lo veréis 😉

En definitiva, el miedo a volverse loco es un “miedo irracional” fruto de la ansiedad y nada más. Sé que es inevitable dejar de pensar en ello, pero no le déis importancia ya que “no os va a ocurrir eso” por mucho miedo que tengáis.

Este miedo desaparecerá gradualmente según hagamos desaparecer la ansiedad y llegará el momento en el que ya ni os acordéis de ello.

Mientras dure, procurad no darle importancia y tener la total confianza en que tarde o temprano empezará a desaparecer. Solo hay que poner en marcha las técnicas para hacer desaparecer la ansiedad.

Se como es este síntoma y a quien no lo ha padecido es normal que le parezca absurdo.  Pero os diré una cosa, una vez que desaparezca la ansiedad, vosotros mismos os daréis cuenta de lo realmente absurdo que es.

Distraerse con otras cosas, es una buena terapia para hacer que estos miedos no ocupen tanto lugar en nuestra cabeza.

Yo lo he vivido y sé como lo estáis pasando pero recordad… La ansiedad se cura y los síntomas desaparecen.


Eric K Gutiérrez (Fundador de Vive Sin Ansiedad)

Soy el fundador del método ViveSinAnsiedad. Una vez que conseguí superar mi ansiedad, decidí invertir mi tiempo en ayudar a personas a curar la ansiedad del mismo modo que yo lo hice. Si aún no me has conocido a través de las redes sociales o de mi canal de youtube, mi nombre es Eric y soy el rubio que sale en la foto. Vivo en Madrid con mi familia y soy el director de una empresa de marketing y publicidad. Me encanta la paella y el pollo asado. Por mi forma de ser, jamás hubiera dicho que yo fuera a sufrir ansiedad, depresión o algo así. Sin embargo, después de que la ansiedad me hiciera pasar los peores dos años de mi vida, decidí dedicar parte de mi tiempo a ayudar a otras personas con el mismo problema, y aunque está mal que yo  lo diga... " se me daba muy bien" y así nació Vive Sin Ansiedad. Vive Sin Ansiedad, es mi proyecto personal (más que un trabajo, es como un hobbie que me apasiona). Un proyecto vocacional con el que además me siento orgulloso de haber ayudado a muchísimas personas del mundo entero a superar su ansiedad. He depositado mucho cariño en este proyecto el valor que tiene para mi, es incalculable.