Si se pretende reducir la ansiedad diciéndose a uno/a mismo/a “no estés ansioso/a” es una de las peores formas para afrontar la crisis, y posiblemente esto hará que empeore. ¿Por qué?, muy sencillo. Si desplazamos nuestra atención hacia un estímulo neutro o positivo será mucho más fácil que intentar apartarla de algo negativo. Pues bien aquí van algunas técnicas de distracción o reconducción de la atención que nos servirán para apartarnos de las sensaciones corporales y los pensamientos catastróficos (Peurifoy,1993;Botella y Ballester,1997):

  • Externalización simple. Nos referimos a distraernos, intentando describir con precisión y detalle algún estímulo del sitio donde nos encontremos, es decir agudizar nuestros sentidos sobre algún objeto o situación que nos rodee. Por ejemplo observar minuciosamente el paisaje, sentir la textura de nuestra ropa, intentar oír una conversación o el ruido de la calle. Preferiblemente deben ser estímulos complejos para que sature nuestra atención lo máximo posible.
  • Ejercicios mentales. Comenzar alguna actividad mental que requiera una importante carga atencional, la suficiente para no estar centrados en las sensaciones aversivas. Por ejemplo contar hacia atrás de 100 a 0 de tres en tres, recordar la letra de alguna canción, comenzar a programar algún acontecimiento futuro, etc.
  • Actividades absorbentes. Realizar alguna actividad entretenida,algo que sea del gusto habitual de la persona. Por ejemplo leer un libro, practicar su hobby favorito, etc.

Queridos amigos estas son algunas técnicas para desplazar la atención de las sensaciones aversivas y de los pensamientos catastróficos. Les animo a que busquen cuáles son las mejores para ustedes y que las pongan en práctica.

Música recomendada por la neurociencia

Cuando se sufre de ansiedad, la mayoría de las veces uno no puede poner en práctica los consejos para retomar el control. Pero, este método es tan sencillo que solo consiste en recostarse y escuchar una buena pieza musical. Las actividades relajantes, como el escuchar música, ayudan a disminuir los síntomas que causan este trastorno, e inclusive pueden llegar a erradicarlo por completo. Más sin embargo, hay pistas muy específicas que la ciencia recomienda para aliviar la ansiedad y el estrés.

Una reciente investigación respaldada por la neurociencia, afirma que ciertas canciones  tienen un efecto positivo en personas que sufren de ansiedad, independientemente de su tipo o intensidad.

La investigación corre a cargo del Dr. David Lewis-Hodgson quien es el responsable de explicar esta teoría, según sus pruebas, escuchar una canción de su lista de “las canciones más relajantes del mundo” puede reducir la ansiedad hasta en un 65%. Si ¡un 65%! y eso en cuestión de minutos.

Algunas de estas canciones son:

¿Eres del tipo musical? Entonces quizá esta sea tu mejor solución.

¿Te gustan los gatos?

Una de las terapias alternativas con más auge en el mundo moderno es sin duda la gato terapia. Los gatos son compañeros excepcionales para el ser humano;  mientras los perros nos brindan protección física, los gatos nos ofrecen diversos beneficios tanto para la salud mental como emocional, entre ellos,  un método poco convencional para tratar la ansiedad.

Se ha demostrado en innumerables ocasiones que el acariciar a un felino disminuye el estrés y la ansiedad, pues estos tiernos animalitos tienen una gran energía que nivela las emociones en los seres humanos.  Inclusive, con sólo tener un gato en casa los niveles de ansiedad son menores.

Por si fuera poco, los felinos pueden ayudarnos a vencer miedos que interfieren con nuestra vida diaria. Por ejemplo, el caso de un amigo cercano:

Jorge pasó más de 20 años sin poder dormir a sin luz, le aterraba estar a obscuras, comenzaba a temblar, a sudar y sus palpitaciones se iban por los aires. Trató prácticamente de todo para deshacerse de su fobia a la obscuridad (Nictofobia). Y no fue sino hasta hace un par de años que adoptó a su pequeña gatita, Teresa.

Con el paso del tiempo su ansiedad en general empezó a bajar, se volvió más sociable y cuando menos lo pensó ¡Estaba durmiendo en total obscuridad! De alguna manera, su acompañante felino le hizo sentirse seguro en las tinieblas, acompañado y sin miedo.

Para más información sobre la gato-terapia puedes leer el libro de Francisco Cautrecasas titulado “gato-terapia”. Si sufres de ansiedad y te encantan los gatos ¡tienes que considerar esta opción!

 Shinrin-yoku: El extraordinario método japonés

Para todos los amantes de la naturaleza el Shinrin-yoku o terapia de los bosques  ha sido una bendición ya que sus beneficios son incuestionables y su práctica se remonta a la década de los 80’s.

Los bosques tienen propiedades terapéuticas impresionantes que siguen siendo estudiadas hasta el día de hoy, principalmente en su país de origen, Japón.

Algunos de sus beneficios son:

  • Combate la ansiedad
  • Quita el estrés
  • Mejora tu sistema inmune
  • Ayuda a meditar

¿Cómo funciona la terapia?

No hay nada especial en el método, pero si en el resultado. Basta simplemente con entrar en contacto directo con la naturaleza, sentarse o caminar entre el bosque y apreciar todo lo que la naturaleza tiene que ofrecer. Desligándote del mundo moderno, apagando tu móvil y dejándote consumir por lo bello del paisaje y el canto de las aves.

Nuestro mundo moderno tiende a ser apresurado y ruidoso; por lo que la terapia de los bosques es una gran alternativa para aquellas personas que sufren del estrés y la ansiedad diaria en la ciudad.

Las terapias alternativas, aunque poco ortodoxas, siguen siendo un arma imprescindible en la lucha contra la ansiedad.

No olviden visitar el método Vive sin ansiedad

Un afectuoso saludo!

Cristóbal Hurtado, psicólogo y colaborador en Vive Sin Ansiedad.


Eric K Gutiérrez (Fundador de Vive Sin Ansiedad)

Soy el fundador del método ViveSinAnsiedad. Una vez que conseguí superar mi ansiedad, decidí invertir mi tiempo en ayudar a personas a curar la ansiedad del mismo modo que yo lo hice. Si aún no me has conocido a través de las redes sociales o de mi canal de youtube, mi nombre es Eric y soy el rubio que sale en la foto. Vivo en Madrid con mi familia y soy el director de una empresa de marketing y publicidad. Me encanta la paella y el pollo asado. Por mi forma de ser, jamás hubiera dicho que yo fuera a sufrir ansiedad, depresión o algo así. Sin embargo, después de que la ansiedad me hiciera pasar los peores dos años de mi vida, decidí dedicar parte de mi tiempo a ayudar a otras personas con el mismo problema, y aunque está mal que yo  lo diga... " se me daba muy bien" y así nació Vive Sin Ansiedad. Vive Sin Ansiedad, es mi proyecto personal (más que un trabajo, es como un hobbie que me apasiona). Un proyecto vocacional con el que además me siento orgulloso de haber ayudado a muchísimas personas del mundo entero a superar su ansiedad. He depositado mucho cariño en este proyecto el valor que tiene para mi, es incalculable.